TESTIMONIO DE UN MATRIMONIO QUE HA VIVIDO ENCUENTRO

“Antes de encuentro matrimonial, en nuestro matrimonio la relación era de una pareja, tratábamos de solucionar los problemas familiares cada cual por su lado procurando que fuese lo mejor para todos, nuestras diferencias de opiniones y discusiones, casi siempre terminaban con uno de los dos haciéndose a un lado para evitar una pelea más grande, dialogo entre nosotros existía muy poco, procurábamos educar a nuestros hijos de la mejor forma, y nuestro acercamiento a la iglesia era bastante pobre.

Después de vivir el fin de semana de encuentro matrimonial todo cambio, no diremos que somos un matrimonio ejemplar, pero hoy en día existe un exquisito dialogo entre nosotros como matrimonio y con nuestras hijas, entendimos que los problemas son de familia y que juntos debemos solucionarlos y que cada uno de los integrantes de la familia debe ser partícipe de ello. Que nuestras hijas son importantes como personas, y que Dios es el centro de nuestras vidas, hoy estamos más cerca de él, somos más familia, somos pareja y  somos un mejor  matrimonio.

Encuentro matrimonial nos ayudó a darle sentido a nuestra vida matrimonial y familiar. Nos ayudó a darnos cuenta que el dialogo es parte fundamental de una buena relación, que el amor es importante y por sobretodo que Dios debe ser el centro de nuestras vidas”.

 

Carlos y Mabel

Julio 2016

Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto lo que Dios juntó, que no lo separe el hombre. (Mateo 19:4)